Blog

  • 07
  • Diciembre 2016

Recetas de otoño: Calabaza especiada al horno con salsa de ciruelas y pimentón

Llegan esas fechas que siempre viene bien conocer nuevas recetas fáciles de hacer y sobre todo ¡deliciosas! Para ir despidiéndonos del otoño: calabaza especiada al horno con una riquísima salsa de ciruelas y pimentón. ¡Vamos a ponernos con ello! ¡Verás qué ricas te quedan!

calabaza-especiada-horno

Vamos primero a realizar la calabaza especiada al horno. Os mostramos paso a paso cómo hacerlas.

Ingredientes:

- 500 gramos de calabaza

- Sal

- Aceite

- Romero fresco

- Pimentón de la Vera Las Hermanas Picante

- Pimentón de la Vera Las Hermanas Dulce

Elaboración

  1. Lo primero que tenemos que hacer es lavar bien la calabaza para eliminar la tierra. Si ya vienen limpias, solo tendremos que cortar la calabaza en gajos y al mismo tamaño y grosor. También se pueden comprar ya troceadas y limpias.
  2. Precalentamos el horno a 200º C. Colocamos la calabaza sobre una fuente especial de horno y añadimos las especias: una pizca de pimentón dulce, otra de pimentón picante y un poco de romero. Mezclamos bien con las manos mientras esparcimos la calabaza por la fuente del horno; por último le añadimos un buen chorro de aceite.
  3. Cubrimos la fuente de la calabaza con papel de aluminio y metemos en el horno durante 15 minutos aproximadamente. Transcurridos ese tiempo, retiramos el papel de aluminio y seguimos horneando durante 5 minutos más.

Ya tenemos listas nuestra calabaza especiada. ¿Fácil verdad? Pues ahora vamos a darle el toque final con una deliciosa salsa de ciruelas y pimentón.

Ingredientes

- 1 vaso de vino dulce

- 1 vaso de vino blanco

- 500 gramos de ciruelas pasas sin semilla, (licuadas previamente en los vinos blanco y dulce)

- 2 cucharadas de mantequilla

- 1 cucharada de harina de trigo cernida

- 1/2 vaso de caldo

- 1/2 vaso de crema de leche

- Sal

Elaboración

  1. En primer lugar, echamos la mantequilla en una sartén, a fuego lento para que no se queme, rociamos sobre la mantequilla ya derretida, la harina de trigo. Añadimos caldo de pollo o ternera y removemos todo bien.
  2. Finalmente, incluimos los restantes ingredientes: ciruelas (licuadas previamente en un vaso de vino blanco y un vaso de vino dulce), crema de leche y una pizca de sal, removemos bien y dejamos todo haciéndose durante unos 10 minutos. ¡Y listo! Ahora sólo tendremos que echarle una pizca de nuestro Pimentón de la Vera, dulce o picante… y ¡a comer!

Podemos emplatar la calabaza, echando por encima una generosa cantidad de la salsa de ciruela y pimentón, o bien presentar la salsa en un recipiente para que cada comensal se lo eche al gusto. ¡Estará riquísimo!

0 Comments     |

    Leave a comment

    • * Required fields

    USO DE COOKIES

    este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.