El Aire Rojo de La Vera

El horizonte de nuestra Extremadura es completamente verde. Lleno de pastos increíbles, especiales, en los que brilla el tiempo. Pero en La Vera (ay en La Vera),  en La Vera el aire es rojo. Rojo y ahumado, como el Pimentón de la Vera Las Hermanas. Porque nuestra tierra esconde mil y un secretos gastronómicos e históricos y todos ellos (del primero al último) saben a Oro Rojo. El Aire Rojo de la Vera tiene sus secretos y ahora, más de moda que nunca, vamos a descubrirte algunos de ellos. Porque nuestra tierra es muy especial ¿Te apuntas a un viaje por La Vera?

El Aire Rojo de La Vera

Sembrado en cada campo que respeta el tiempo lo suficiente, el pimiento que posteriormente se ahumará y se convertirá en la especia más sabrosa y versátil en gastronomía extremeña es uno de los grandes abanderados de nuestra Comunidad Autónoma.

No en vano, quien visita Extremadura sabe que las viandas y gastronomía de nuestra tierra convertirán cualquier viaje en una experiencia única.

Pero este aire, llamado Oro Rojo, tiene un origen diferente, especial. Como ya sabes, el Pimentón de la Vera ha estado relacionado con los Vikingos durante un tiempo. Pero, finalmente la historia encontró su origen real.

Vino en barco, sí, pero con Cristóbal Colón tras su paso por las Américas. Y es que este Aire Rojo de la Vera, inundado por un Pimentón que especia a todo aquel que se le acerca con buenas intenciones, proviene de un tratamiento tradicional para conseguir que los pimientos se conviertan en Pimentón de la Vera Las Hermanas.

Este secado al humo de los pimientos consigue convertirlos, por un lado, en esa pieza de degustación especial que son los Pimientos Secos Las Hermanas. Pero, por otro lado, consigue que el Pimentón de la Vera nazca, aparezca para ser la estrella de una tierra plagada de sabores únicos.

Así que el Aire Rojo de la Vera no es más que el aroma a Pimentón de la Vera Las Hermanas. Unos sabores que consiguen hacernos viajar a lo largo del tiempo.