Si eres de esas personas que no les alcanza el día para dedicarle tiempo a la cocina, hoy te contamos una opción muy interesante para lograr, en pocas horas, los menús para toda la semana. Se trata del batch cooking.

¡Aprende su concepto y cómo implementarlo en casa!

¿Qué es el batch cooking?

El batch cooking es un método que consiste en dedicarle unas pocas horas al preparado de comida casera y dejarlo todo listo para los menús de la semana, optimizando todo lo posible los recursos y también la forma de elaborar cada preparación.

Se ha vuelto muy popular estos últimos años y es muy recomendable para tener una planificación organizada de lo que comeremos y así optar por recetas saludables que beneficien nuestro organismo.

Sus beneficios

El máximo beneficio que nos da el batch cooking es que nos permite basar nuestra alimentación en la comida casera: no más comida rápida, no más ultraprocesados, todo es hecho en casa con nuestras propias manos.

Además, este método nos permite no tener que estar todos los días dedicados a la cocina y contar con un plan más organizado de qué comer cada día, lo que ayuda en la elección de una dieta más nutricional. Tenemos total control de la cantidad y calidad de lo que comeremos.

Otro gran beneficio del batch cooking es que nos ayuda en la economía. Al preparar todo lo que comeremos en la semana en un solo día ahorramos en insumos energéticos (favoreciendo también el cuidado del medioambiente, ahorrando energía) y claro, hacer la comida en casa siempre significará un menos coste.

¿Cómo armar el menú batch cooking?

Es probable que la primera vez que te decidas a planificar tu menú batch cooking te sientas algo perdido. Para que esto no suceda, te dejamos algunos tips a tener en cuenta:

  • La comida que prepares debe durar una semana en refrigeración. Para que los alimentos no pierdan sus nutrientes, lo mejor es conservarlos al vacío, si no lo haces, lo recomendable es no planificar para más de 3 días.

  • El menú debe ser equilibrado y sano.

  • Debe tener buena textura y buen sabor.

Planificación con platos repetidos 

Una manera práctica de sacarle todo el provecho al batch cooking es repetir un mismo plato 2 o 3 veces a la semana. Para optar por cada comida de nuestro menú, hay que tener en cuenta que un mismo ingrediente va a volver a utilizarse. Por poner un ejemplo: las legumbres se cocinan en gran cantidad para ser utilizadas en dos comidas distintas: como hamburguesas y guisos. Los mismo ocurre con las patatas, hervidas te servirán para hacer ñoquis y para una ensalada campera, por ejemplo.

Otra cosa muy importante a tener en cuenta es tener el conocimiento de cuánto tiempo puede guardarse en el refrigerador cada preparación, para evitar luego comer algo en mal estado. Como mencionábamos anteriormente , para estar seguros que nuestro batch cooking será un éxito y no se echará a perder con el paso de los días, lo más recomendable es guardar los menús utilizando algún método de envasado al vacío, que además ayuda a conservar todos los nutrientes y disfrutar de una comida casera saludable.

Una buena opción en estos tiempos que corren

Sin duda, el método batch cooking es ideal para hacer un poquito más llevadera la rutina diaria, en la que solemos ir a contrarreloj, lo que a veces no nos permite dedicar un tiempo a nosotros mismos, a nuestra alimentación y salud. Pruébala y verás como literalmente te facilitará la vida y mejorará tu rutina alimentaria, permitiéndote mantener una dieta equilibrada todos los días de la semana.