El Cheat Meal ¡también es necesario!

Hace apenas unos días os hablábamos de las muchas ventajas de la comida sana con Pimentón de la Vera Las Hermanas y de cómo podemos recuperarnos de un verano intenso gastronómicamente hablando con 5 trucos para comer más sano este otoño. Pero también es importante que tengamos en cuenta que necesitamos “descansar” de la vida a dieta. Darnos un pequeño capricho de vez en cuando. Porque el Cheat Meal ¡también es necesario!

Y si te suena a chino… no te preocupes que hoy Las Hermanas sacamos la pizarra de explicar y os vamos a contar todo lo que necesitas saber sobre el Cheat Meal y cómo pasarse una vez en semana te puede ayudar a hacer dieta mucho mejor.

El Cheat Meal ¡también es necesario!

Si eres un nuevo foodie, lo más probable es que este término sea desconocido para ti. Y es que hace referencia a una realidad de toda la vida, pero le pone un nombre en inglés, así para ser más moderno.

El caso es que una Cheat Meal no es más que, literalmente, una “comida trampa”. O, lo que es lo mismo, una comida libre. Este concepto tiene sentido dentro de una dieta de mantenimiento, de adelgazamiento, para ganar músculo o de cualquier tipo. Y es que, según todo tipo de expertos en alimentación, las personas necesitamos un breve descanso de una rutina cerrada, también en lo que a gastronomía se refiere.

Digamos que es el fin de semana de tu dieta. Necesitas descansar del trabajo diario, madrugar… pues eso es el Cheat Meal.

Ahora, hay una serie de trucos que pueden hacer que tu Cheat Meal sea una comida de descanso, que lleve lo que tú quieras, pero que pueda seguir siendo sana y saludable. ¿Quieres saber cómo? Las Hermanas tenemos mucho que ver ahí.

Hazlo saludable

Esta comida de descanso suele ser durante el fin de semana y no vamos a negar que tirar de fast food es lo más habitual. Pero nosotras no queremos quedarnos ahí. Toma nota de estos 5 consejos para hacer saludable tu cheat meal:

  1. Mejor el almuerzo que la cena, ya que existe alguna posibilidad de que quemes lo que has comido durante el día. Que si te has zampado una pizza cuatro quesos tú solo es difícil, lo sabemos, pero será mejor que irte a dormir justo después.
  2. Mejor salir que pedir. El motivo no es otro que si no acabas tu comida en un restaurante lo más probable es que no lleves las sobras y te las acabes en casa. Sin embargo, si pides… te lo acabas terminando todo.
  3. Mejor cocinar que salir. Lógicamente, cuanto más casera sea tu Cheat Meal Por ejemplo, unos nachos con queso light y el toque fuerte de nuestro Pimentón de la Vera Picante o una hamburguesa casera con huevo picante es una Cheat Meal perfecta y que te cuida.
  4. Mejor con las manos que cubiertos. Aunque resulte un pelín primitivo, cuando la ansiedad por comer llega, se satisface mucho más si comemos con las manos. ¿Nunca te has planteado por qué la pizza o las hamburguesas con comidas tan habituales en estos momentos?
  5. Mejor picante que dulce. Independientemente de si eres de los amantes del picante a los que les gusta más el Pimentón de la Vera Las Hermanas Picante o las Escamas de Pimiento Picante Las Hermanas, lo cierto es que cuando tomamos comida picante tendemos a beber más agua. Y así nos saciamos mucho antes. Así que es preferible pasarnos en la dieta con comida picante que zampándonos un bote entero de helado.

Y no te equivoques, saciar nuestra ansia de comer cosas menos sanas o light puede ayudarte a que vuelvas a tu rutina perfectamente centrad@ y sin ansia por pasarse de la dieta. Si es que con el Cheat Meal ¡todo son ventajas!