El Pimentón

ORIGEN

El cultivo de pimiento para Pimentón es introducido en La Vera en el siglo XVI por los monjes Jerónimos del Monasterio de Yuste. En el año 1556 Carlos I de España y V de Alemania decide retirarse al Monasterio de Yuste para hacer en él vida monástica y es donde pasa sus ultimos dias.

Tradición y sabiduría se dieron la mano para acunar, desde la infinita calma del monasterio, el más preciado tesoro que los Jerónimos podían regalar a los sentidos.

En la Vera, el pimiento para pimentón goza de un microclima privilegiado para su desarrollo natural, mecida por las abruptas cumbres de Gredos, junto a los cursos de las gargantas y las ricas vegas bañadas por el rio Tiétar.

Los pimientos cultivados son de la especie «Capsicum annum» y las sub-especies Cerasiforme y Longum que dan lugar a tres tipos de Pimentón: Dulce, Agridulce y Picante.

VALORES NUTRICIONALES

Rico en antioxidantes y bajo en calorías, el Pimentón de La Vera se convertirá en tu mejor aliado para aderezar tus platos.

Entre sus numerosos beneficios, destacamos su contenido en vitamina A y carotenos, precursores de esta vitamina, importante para la función visual y el mantenimiento de ciertas estructuras del organismo.

El catedrático en fisiología de la UNEX y experto en nutrición Jose Enrique Campillo, en una entrevista realizada en el periódico Hoy, explica que «Está empíricamente comprobado que todos los pimentones bajan el colesterol y los triglicéridos. Además, la variante picante de de esta especia, como el de La Vera, contiene una sustancia denominada capsaicina que es la responsable del picante y que tiene unas propiedades extraordinarias, entre ellas, y según las últimas publicaciones de investigadores internacionales, efectos anticancerígenos. De manera que tomando este producto extremeño conseguiríamos: efecto antioxidante, anticancerígenos y una bajada del colesterol y los triglicéridos».