Barbacoas de verano con pimentón de la vera

El verano llegó y es hora de disfrutar al aire libre, ¡y qué mejor forma de hacerlo que con una deliciosa barbacoa con Pimentón de la Vera de por medio! Para lograr un buen resultado final, es clave seguir algunos tips. Toma nota… ¡porque a continuación te dejamos ideas para una barbacoa perfecta!

Puntos indispensables en tu barbacoa

Para que la barbacoa salga genial, debemos centrarnos en dos puntos indispensables: la utilización de materia prima de calidad y la realización de una buena brasa. Por otro lado, con el clima caluroso que tenemos en España en verano, hay que tener en cuenta que hay que cumplir con ciertas normas de seguridad… Por ejemplo, no hacer fuego en lugares públicos que no tengan autorización y asegurarnos de que las brasas no estén cercanas a espacios con vegetación, son dos aspectos que nunca debemos olvidar para que todo discurra con normalidad.

Tips para una buena barbacoa

No ahorres en materia primaBarbacoas de verano con pimentón de la vera

Es simple: si la carne no es buena, nuestra barbacoa será un completo fracaso; por ello, nuestra recomendación es no escatimar demasiado cuando hagamos las compras. ¡Todos los ingredientes deben ser de calidad! Algunas de las piezas imprescindibles que no deben faltar son los chorizos criollos, las costillas de cerdo, solomillos y entrecots. La carne de pollo, bien sea en alitas o muslos, también queda deliciosa a la brasa. ¡Y una cosa más! No olvides poner la carne a temperatura ambiente antes de cocinarla, para evitar que luego no quede correctamente cocinada en su interior.

Apuesta a las verduras

Para que no se vuelva una comida muy pesada, siempre debes incluir verduras. Puedes colocar algunos espárragos en la parrilla, unos ricos champiñones, tomates, calabacín… ¡la elección es a tu gusto! Eso sí, recuerda colocar las verduras mucho después que la carne, ya que su tiempo de cocción es mucho más reducido.

Fuego perfecto

Es importante saber en qué momento el fuego está listo a la hora de cocinar barbacoa. Si optas por una parrilla de carbón vegetal, cuando las brasas tomen una tonalidad blanquecina y se apaguen será el momento para colocar la carne (nunca la pongas con el fuego encendido, el calor que cogen estas brasas una vez que se apagan es suficiente para darle cocción a la carne). Se recomienda encender el carbón una hora y media antes de la hora de comer, para que pueda coger la fuerza necesaria. Lo mejor es no recurrir al líquido ni a las pastillas para encender el fuego, ya que podrían influir en el sabor de la comida; y tampoco utilizar papel, ya que genera demasiado humo. La opción más acertada es colocar aceleradores naturales, como lo son las astillas o las piñas.

Todo a su tiempoUtilizar pimenton de la vera en tus barbacoas

Siempre se debe comenzar por los cortes más grandes. No los pongas muy juntos y si tienen hueso, procura colocarlos primero de ese lado. Continúa con los cortes más finos, que tendrán una cocción más rápida, y por último, las verduras, que solo necesitan un toque de calor. Para una barbacoa perfecta es sumamente importante tener un control de los tiempos de cada alimento que se pone en la parrilla.

Coloca a un lado las piezas que ya estén a su punto, no las sirvas en bandeja si aún no van a comerse porque perderán su temperatura. Si cuentas con parrilla de varias bandejas, no tendrás inconveniente en dejar la carne ya cocida al calor hasta el momento en que se sirva. Si no tienes este tipo de parrilla, puedes ingeniártelas igual para hacerle un lugar medio alejado del carbón a lo que se comerá después.

Para un toque final y explosivo de sabor, no puede faltar un buen sazonador con el que impregnar las piezas que vas a cocinar a la barbacoa y que le de un extra de sabor… ¡Ya verás que con solo olerlo, se te hará la boca agua! Te recomendamos nuestro Sazonador Las Hermanaselaborado sólo con ingredientes naturales y libre de colorantes y conservantes, ¡y que además cuenta como ingrediente estrella Pimentón de la Vera D.O.P. Las Hermanas en su variedad dulce!

Ahora sí… todos a la mesa y ¡a comer!