La gastronomía española cuenta con varios ingredientes esenciales que dan un sabor especial a sus platos. Uno de ellos es el pimentón, también llamado Oro Rojo. España es el primer productor mundial y de hecho cuenta con las dos principales Denominaciones de Origen de Pimentón.

 

Estos son el Pimentón de la Vera y el Pimentón de Murcia. En ambos existen versiones picantes, dulces y agridulces, sin embargo, no son iguales. Hay algo que diferencia a estos dos tipos de paprika (nombre con el que se le conoce en algunos lugares) y es el procedimiento de secado del pimiento

Secado del pimiento: sol vs humo

Tanto el Pimentón de la Vera como el Pimentón de Murcia son pimientos de excelente calidad que no solo aportan color y aroma a los platos sino también mucho sabor. Su diferencia radica principalmente en que el pimiento que se utiliza para su elaboración se seca de diferentes maneras.

 

En Murcia, los pimientos se secan al sol y para ello se utilizan secadores preparados especialmente para ello. Una vez secados se pasa al proceso de molienda para convertir los pimientos en polvo.

 

En La Vera el procedimiento de secado varía por la imposibilidad de secar los pimientos al sol, debido a las lluvias de otoño. Por ello, en Extremadura, el pimiento se seca ‘al humo’, el cual se produce al quemar leña de roble o encina. 

Con este secado se reduce la humedad de pimiento de un 80% a un 15%, es decir, se deshidrata, en un periodo de entre 10 y 15 días. Luego, para obtener el polvo, los pimientos secos se procesan en molinos de piedra. Este tipo de secado especial le otorga al Pimentón de La Vera ese aroma ahumado que lo diferencia del Pimentón de Murcia. 

pimentón murcia o de la Vera

Múltiples usos en cocina

Tanto el Pimentón de La Vera como el Pimentón de Murcia se utilizan para la elaboración de muchos platos. Es un ingrediente esencial en embutidos y escabeches, así como en otras recetas populares como las patatas a la riojana, las patatas bravas, el sancocho canario, el pulpo a la gallega, entre otras tantas.

 

Es importante tener en cuenta que el pimentón se quema rápido, por ello hay que saber cuándo agregarlo. Se suele añadir a los guisos y sofritos en el último momento y se mezcla enseguida con líquido. Si el pimentón se fríe tomará un sabor amargo poco agradable al paladar. 

 

Ahora que sabes sus diferencias, puedes probarlos en diferentes recetas y descubrir qué sabores te gustan más. Los dos son excelentes, pero su uso puede ser cuestión de gustos.