Productos kilómetro 0, ¿sabes lo que son?

Los productos kilómetro 0, también llamados productos de proximidad, tienen una característica muy especial que los diferencian de otros y es que no recorren miles de kilómetros hasta llegar a un mercado o a nuestra mesa.

Además de caracterizarse por el consumo cercano, este tipo de producto engloba otras cuestiones que tienen que ver con el compromiso del cuidado de la biodiversidad, las costumbres, el no deshechar alimentos y valorizar el trabajo de producción. Se trata de una aporte a la sostenibilidad.

Requisitos a cumplir

Existen ciertas características que los alimentos deben cumplir para ser clasificados como productos kilómetro 0, las cuales son:

  • Deben ser locales, su producción no puede estar a más de 100 kilómetros de distancia. Deben cumplir con la cercanía.

  • Tienen que ser productos de temporada.

  • Muchos de ellos son productos ecológicos. Todo el trabajo realizado para producirlos y trasladarlos cumplen con ciertas normas que confirman que se trata de productos naturales, sin agregado de químicos ni tóxicos.

  • Su trasporte es especialmente cuidado, priorizando la protección del medioambiente.

Al optar por productos de proximidad, estamos reduciendo el enorme impacto ecológico que significa su constante traslado, llegando a veces los miles de kilómetros.

Al mismo tiempo, nos estamos inclinando por una dieta alimenticia más saludable, que utiliza muy poco o incluso nada de conservantes. Además, llevamos a nuestra mesa productos locales y el consumo local, algo que está relacionado directamente con la mano de obra de nuestra región, ayudando a su crecimiento económico y, al mismo tiempo, aportando al cuidado de la naturaleza.

La venta de productos kilómetro 0 ha crecido notablemente en ciertas zonas, lo que demuestra el cambio para bien de una sociedad que cada día tiene más conciencia sobre el cuidado su entorno y de su salud.

Sabor y aroma único

Los productos de proximidad no tienen varios intermediarios antes de llegar a nuestra mesa, como sí sucede con otros productos. Esto hace que sean únicos, que mantengan mucho más su sabor y aroma original, conservándose mejor sus propiedades, sin necesidad de tener que ser congelados para mantenerse debido a la cercanía en la que se encuentran.

¿Cómo saber si se trata de un producto de proximidad?

Como mencionamos anteriormente, los productos kilómetro 0 suelen ser ecológicos, de temporada y la distancia recorrida siempre debe ser menor a los 100 km. Por otro lado, deben cumplir con ciertas normas de protección medioambiental en su proceso productivo. Diversos países como Francia, Italia y Reino Unido ya se sumaron a esta nueva forma de alimentarse que trae numerosos beneficios.

Beneficios de consumir productos kilómetro 0

Son muchos los beneficios que puede generar el consumir este tipo de productos:

  • Fomentamos la sostenibilidad, bajando los niveles de contaminación.

  • Contamos con una dieta mucho más saludable y nutritiva.

  • Traemos el sabor original a casa.

  • Apostamos al crecimiento de la economía local, apoyando el trabajo de los productores de la región y evitando que haya demasiados intermediarios.

Como ya lo sabemos, los productos de proximidad son el apoyo directo a la alimentación ecológica y el respeto al ecosistema. No es solo pensar en uno mismo, sino también en todo los que nos rodea.

Ir por el camino de la concientización y optar por los productos kilómetro 0 nos hará sumar nuestro granito de arena para que todos los recursos naturales del planeta se mantengan y prospere en nuevas generaciones. Es cuestión de ser responsables e ir por lo que aporte al bienestar y evitar todo lo que contamine y dañe el medioambiente. ¡Adelante!