Entradas

Es la preparación base de muchos platos tradicionales de la gastronomía mediterránea, una mezcla de ingredientes clave que no podemos desconocer si queremos sorprender con una buena comida en casa. ¡Hoy te contamos todo los tips más importantes para hacer un sofrito!

¿Qué es el sofrito?

El sofrito es la base de los guisos, para explicarlo de una manera más clara, tiene la misma importancia para muchas recetas que los cimientos tienen para un edificio. Si el sofrito no está bien preparado, el guiso no quedará bien y es por ello que es sumamente importante saber prepararlo si nos gusta la cocina casera.

Se trata de una preparación a olla de cierta selección de verduras cortadas de forma fina y llevadas a una cocción lenta, la cual se realiza con la ayuda de aceite o manteca y, en ciertas ocasiones, con algo de caldo o agua. Los líquidos de la preparación se evaporan de a poco y las verduras quedan tiernas.

¿Cuáles son los ingrediente imprescindibles del sofrito?

 

Los ingredientes base de cualquier sofrito son la cebolla, el tomate y el ajo. Luego hay otros que lo hacen aún más sabroso y también deben estar allí presentes para darle el toque perfecto, ellos son el pimiento rojo y verde, el Pimentón de la Vera, la zanahoria y la carne de pimiento choricero. Y otros ingredientes secundarios pero que también van muy bien en la preparación son las judías, las alcachofas y otras diversas verduras de estación.

Tips para su preparación

Te dejamos varios tips a tener en cuenta para la preparación de tu sofrito. Se trata de ciertos procedimientos que debes cumplir  para que tu comida salga perfecta. ¡Toma nota!

Aporte graso

Si quieres que tu preparación tenga los beneficios de la dieta mediterránea, es indispensable un buen aceite de oliva. Este producto es la base de un buen sofrito.

Utilizar el fondo

En un sofrito que incluya carnes o mariscos, siempre es aconsejable dorarlos con anterioridad y utilizar para ello el aceite que sobró de la preparación. Esto generará una mayor concentración de los sabores en su proceso de dorado.

Cortes finos

La fineza en el corte de las hortalizas es muy importante. Así, se fundirán correctamente en la mezcla y se evitará que queden crudas.

Orden de ingredientes

Se debe seguir la secuencia de agregado de ingredientes con un orden específico: empezamos por la cebolla, luego el ajo, los pimientos y por último, el tomate.

Especias y hierbas

Siempre deben añadirse al final. Te recomendamos un sofrito con pimentón ¡y de la mejor calidad como lo es el Pimentón de la Vera Las Hermanas! Verás el toque único que le aportará a la preparación.

Tiempo

Para que un sofrito quede sabroso, con todos sus sabores suaves y concentrados al mismo tiempo, hay que tener tiempo que dedicarle a su cocción. Cuando más tiempo lo dejes en su temperatura ideal, mejor será el resultado final. Así que nada de una preparación a las apuradas, si no tienes tiempo es mejor que optes por otro plato.

Cocción

La cocción debe ser lenta, por lo que el fuego debe estar siempre muy bajo.

Entonces, para que el sofrito te quede delicioso, cada ingrediente que le agregues debe ser de calidad y hay que tratarlos con especial cuidado, dándoles su tiempo para que se cocinen a la perfección. Ahora que sabes todos los truquillos para esta exquisita preparación, ¡solo queda ponerse manos a la obra!

El brote de coronavirus ha limitado nuestras salidas, pero no significa que tenemos que renunciar a la buena comida. Y es que, quedarse en casa puede ser una oportunidad para poner en práctica esas recetas de cocina que nunca te habías atrevido a preparar por falta de tiempo. 

 

ventajas de cocinar en casa

Lo mejor de todo es que cocinar en casa puede ofrecerte un sinfín de beneficios, no solo a tu bolsillo, sino también a tu salud. Estos días de confinamiento pueden hacer que nazca el amor por la cocina casera o que te vuelvas a enamorar del arte de cocinar. Estas son las razones por las que deberías hacerlo.

 

  • Comidas más sanas

La principal ventaja de cocinar en casa es que puedes controlar mejor lo que comes, agregando a tu dieta alimentos más sanos como verduras, vegetales y carnes sin condimentos químicos, utilizando especias naturales. Recuerda que la comida en la calle, especialmente la comida rápida, es alta en grasas, carbohidratos, azúcares y sodio. Con recetas caseras, puedes hacer versiones más saludables de tus platos favoritos. 

  • Controlar mejor las porciones

Cuando cocinas en casa también puedes controlar mejor las porciones. Ya que eres tú quien prepara y sirve la comida, sabes exactamente qué cantidad quieres comer y cuáles son tus requerimientos calóricos para evitar comer en exceso. 

  • Adoptar hábitos saludables

Al cocinar en casa también podrás adoptar mejores hábitos respecto a tu alimentación. Podrás elaborar un plan semanal de comida para asegurarte de comer variado y de forma nutritiva. Así, con una planificación será más sencillo que cuando vayas de compras elijas productos frescos y no procesados. 

  • Mayor ahorro

Otra ventaja obvia de cocinar en tu hogar es el ahorro que supone. Comer en restaurantes todo el tiempo, además de ser poco saludable, puede resultar más costoso. Por lo tanto, además de ganar en salud, tu bolsillo te agradecerá el cambio.

  • Unión familiar

Hacer la compra y cocinar con la pareja o con los hijos puede ser muy beneficioso para fortalecer los lazos familiares. Y es que, es una actividad que permite pasar tiempo juntos y hasta divertirse. 

  • Incentivar tu creatividad

Ahora que estás pasando más tiempo en casa, puedes hacer volar tu imaginación y preparar diferentes platos. Prueba nuevas recetas, cambia ingredientes, haz tus propias versiones y combina los platos como quieras.

Cocinar en casa y a tu gusto hará que aprecies más los sabores y que los disfrutes mucho más. Así que atrévete a hacer un cambio en tu vida y aprovecha el tiempo que pasas en tu hogar para comer de forma más saludable.