Uso del pimentón al cocinar arroz: consejos y recomendaciones

,

El arroz es una de las comidas más variadas y versátiles a lo largo y ancho del mundo. Puede ser un plato simple que se prepara en 5 minutos, o también una comida gourmet que contiene toda clase de sabores. En este post hablaremos sobre el uso del pimentón al cocinar arroz y cómo podemos alegrar nuestro paladar.

El pimentón al cocinar arroz hace una gran diferencia

El pimentón al cocinar arroz se puede utilizar durante cualquier parte del proceso, y en cada uno agregará un sabor diferente. La primera oportunidad se presenta al momento de agregar el agua. Muchas recetas con arroz utilizan un caldo que puede ser vegetal, de carne o de pollo en lugar de agua.

Si optas por un caldo vegetal, este puede contener pimentón. Solo ten en cuenta que al preparar el arroz de esta forma puedes utilizar una parte de agua y otra de caldo. Mientras más del último utilices, mayor sabor quedará impregnado en el arroz. Si resulta demasiado no tendrás oportunidad de sazonarlo más adelante.

Tampoco es muy recomendable añadir sal, puesto que los caldos por lo general ya tienen bastante. Dependerá del tipo de caldo que hayas decidido usar, así que piénsalo bien.

No subestimes a las hierbas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si no le agregaste sabor al arroz durante la cocción no te preocupes, las hierbas pueden ayudar en este aspecto. Y lo que es mejor, prácticamente todas le quedan bien:

  • Albahaca
  • Perejil
  • Cilantro
  • Tomillo
  • Romero
  • Pimienta

No tengas miedo de probar con alguna otra de tu preferencia, los resultados te pueden sorprender. Los aceites aromáticos hechos a base de hierbas también son una buena opción. 

Estos últimos son especialmente útiles en las personas que padecen de problemas relacionados con la tensión. Los aceites agregan sabor y reducen la cantidad de sal que normalmente se utiliza.

Varios consejos para darle más sabor al arroz

Con una buena preparación, no es necesario añadir demasiado de nada para que el arroz tenga un buen sabor. Una de las prácticas más comunes es la de rayar alimentos. Cítricos, frutas y verduras, todas ellas son buenas opciones y dependerán del gusto de cada quien.

El ajo es otro ingrediente que funciona perfecto con cualquier comida, y el arroz no es la excepción. Antes de empezar a cocinarlo, puedes rayar o machacar un poco y freírlo por unos minutos. Luego añadir el arroz y el agua o caldo para la cocción. De la misma manera se puede utilizar la cebolla.

Si tienes ajo en polvo, el momento para usarlo es durante la cocción. El resultado será ligeramente distinto a cocinarlo primero. Si vas a rehogar a sofreír, ya sea ajo, cebolla o incluso pimentón al cocinar arroz, puedes usar mantequilla. A diferencia del aceite, le añadirá cierta untuosidad y un sabor diferente.

Una combinación de especias

Aquí entra en juego la versatilidad del arroz. Como combina muy bien con casi cualquier sabor, las especies son un buen condimento para agregarle sabor. Y no te limites solo a la pimienta, puedes probar con tantas como se te ocurran:

  • Comino
  • Azafrán
  • Cardamomo
  • Curry
  • Canela
  • Jengibre

Con algo de práctica, serás capaz de crear una combinación de las mismas. No hay mejor manera de personalizar la preparación del arroz. 

No dejes al tomate de lado

Una de las formas más sencillas es con una salsa de tomate enlatada. Si lo usas en el momento preciso antes de que acabe la cocción, el arroz absorberá todo su sabor. También puedes probar a rayar un poco al agua, o al plato antes de servirlo.